El ministro de Interior de Hamas fallece en el ataque contra el edificio donde se hallaba

Israel ataca sedes de la ONU y de la prensa en la Franja

Los tanques israelíes se internan en Gaza durante la jornada de bombardeos más intensa en veinte días de ofensiva mientras el Gobierno negociaba en Egipto el alto el fuego

Valorar:
Nunca vista
preload

Gaza. Un bombero trata de apagar el fuego en una instalación de la ONU atacada por Israel

06-11-2015

Otr-press    Jerusalén
La ofensiva de Israel en la Franja de Gaza continúa sin descanso, y ayer se tradujo en el mayor número de bombardeos desde que comenzara el ataque hace ya 20 días. En la ofensiva, falleció el Ministerio del Interior de Hamas, el miembros más importante entre los caídos hasta ahora. Entre los lugares atacados se incluyó un edificio de la agencia humanitaria de la ONU y otro que alberga delegaciones de varios medios de comunicación, lo que provocó la repulsa general y la inmediata disculpa israelí. Mientras tanto, una delegación de Israel llegó a El Cairo para negociar las condiciones para aceptar un alto el fuego, que dicen querer lo antes posible. Por otro lado, varios residentes de la ciudad de Gaza aseguran que los tanques ya han hecho incursiones en el centro urbano, y que pueden suponer el inicio de la tercera fase de la ofensiva, que es la guerra urbana.

El ministro de Defensa, Ehud Barak, pidió disculpas al secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, después de que las fuerzas israelíes bombardearan el principal centro de ayuda de la UNRWA, en la ciudad de Gaza, donde estaban refugiados más de 700 palestinos y tres miembros del personal resultaran heridos, según explicó el propio Ban a los medios de comunicación. El secretario general de la ONU, de visita en Israel como parte de una campaña diplomática para para presionar en busca de un alto el fuego en Gaza, declaró que él había presentado una protesta a Barak, quien se disculpó y le dijo que fue un "grave error".

"Expresé mi enérgica protesta e indignación al ministro de Defensa y al de Asuntos Exteriores y solicité una explicación completa", declaró Ban. "El ministro de Defensa me dijo que fue un grave error y se lo tomó muy en serio. Me aseguró que prestará una atención extra a las instalaciones de Naciones Unidas y su personal así como que esto no se repetirá", añadió. El portavoz de la UNRWA, Christopher Gunnes, declaró tras el bombardeo del centro que la agencia había puesto en pausa los movimientos de vehículos pero que no estaban suspendidas las operaciones de ayuda. El problema es que gran parte de la ayuda humanitaria ardió, sin que los miembros de la Agencia pudieran hacer nada, por el combustible para los generadores, que intensificaron las llamas.

Posteriormente, el primer ministro israelí, Ehud Olmert, se hizo eco ayer tarde de las afirmaciones de fuentes oficiales del Ministerio de Defensa, que aseguraron que milicianos de Hamas dispararon a sus tropas desde el edificio de la UNRWA. Olmert, quien consideró "muy triste" este incidente y aseguró lamentarlo, dijo al secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, de visita en Tel Aviv como parte de una campaña diplomática para lograr un alto el fuego en Gaza, que Israel "no quiere que este suceso ocurra otra vez". Sin embargo, también declaró que "Hamas atacó desde dentro del complejo de la UNRWA durante la tregua humanitaria" de tres horas diarias fijada por el Ejército israelí

Por otro lado, las fuerzas israelíes atacaron un centro de prensa en plena ciudad de Gaza, que alberga las oficinas de la agencia Reuters, la cadena de televisión NBC y un gran número de emisoras árabes. Según informaciones de la agencia de noticias palestina Maan recogidas por otr/press, dos periodistas que trabajan para la televisión de Abu Dhabi resultaron heridos cuando al menos un proyectil impactó en la decimotercera planta del edificio.

Además, en el barrio de Tel Hawa, al sur de la ciudad, se produjeron violentos enfrentamientos entre miembros de Tsahal y combatientes palestinos. Los soldados israelíes también rodearon el hospital del barrio.

Naciones Unidas suma su voz al clamor por un alto el fuego
La Asamblea General de la ONU sumó ayer su voz al clamor internacional a favor de la declaración de un alto el fuego inmediato en Gaza que ponga fin a veinte días de violencia que han costado la vida a más de un millar de personas. Los 192 países que conforman el órgano legislativo de la ONU iniciaron una reunión de urgencia de dos días para discutir la grave situación en el territorio palestino y respaldar la orden dada por el Consejo de Seguridad el pasado 8 de enero de que cesen las hostilidades.

"Nosotros, las Naciones Unidas, debemos sumarnos a las personas que en todo el mundo han hecho sentir sus voces y han emprendido acciones para poner fin a la muerte y la destrucción", dijo el presidente de la Asamblea General, el nicaragüense Miguel D'Escoto.

El ex canciller sandinista decidió el pasado martes convocar la reunión a petición del Movimiento de los Países No Alineados por el incumplimiento de la resolución 1.860 en la que el Consejo de Seguridad exigió un alto el fuego inmediato. Hay varios proyectos de resolución en circulación entre los miembros de la Asamblea en los que, en líneas generales, se hace un llamamiento a un cese inmediato de las hostilidades.

Algunos países han solicitado a la oficina de D'Escoto que se encargue de redactar un texto de consenso con la intención de que sea adoptado el viernes a la conclusión del debate, agregaron las mismas fuentes.

El inicio formal de la reunión de hoy tuvo que retrasarse unos minutos ante las protestas de la delegación israelí, que puso en duda la autoridad de la Asamblea para tratar un conflicto que está todavía sobre la mesa del Consejo de Seguridad.
"Me gustaría que Israel fuera tan meticuloso a la hora de cumplir las resoluciones adoptadas en los últimos 40 años", respondió D'Escoto, quien tiene relaciones tirantes con la embajadora israelí, Gabriela Shalev.

A raíz de un incidente el pasado diciembre con la diplomática hebrea, el Comité Judío Americano (AJC) exigió al ex canciller de Nicaragua y sacerdote católico que dejara de atacar a Israel o abandonara la presidencia de la Asamblea.
En su intervención, D'Escoto aseguró que la meta de la reunión debe ser incrementar la presión a las partes para que dejen de ignorar la resolución, pese a que la consideró insuficientemente firme e inequívoca en la demanda de un alto el fuego.

También la criticó porque no insta a un levantamiento completo del bloqueo al que Israel somete a la franja de Gaza desde junio de 2007, cuando el movimiento radical islámico Hamás tomó por la fuerza el control del territorio palestino.
En ese contexto, acusó al Cuarteto para Oriente Medio (ONU, Rusia, EEUU y la Unión Europea) de haber respaldado el asedio israelí de Gaza pese a constituir un castigo colectivo contrario a las leyes internacionales.

Por ello se preguntó si la ONU "no debería replantearse su papel en el Cuarteto y preguntarse cómo es que Naciones Unidas puede, a sabiendas y casi deliberadamente, violar los principios fundamentales del derecho internacional".

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.