Foro de Ermua y Dignidad y Justicia anuncian un recurso al Supremo

El TSJPV decide archivar la causa contra Ibarretxe y López

El tribunal, con el voto discrepante de su presidente, aplica la "doctrina Botín" y entiende que no existe acusación legítima por las reuniones con Batasuna

Valorar:
Nunca vista
preload

Lehendakari. Ibarretxe habla con Otegi en la sede del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco

06-11-2015

Otr-press    Bilbao
No habrá juicio contra Ibarretxe, al menos de momento. El Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) decretó ayer el archivo de la causa abierta contra el lehendakari, los dirigentes del PSE Patxi López y Rodolfo Ares, y cinco miembros de Batasuna por las reuniones celebradas durante la última tregua de ETA. El tribunal tomó la decisión de sobreseer el caso por mayoría, con el voto particular del presidente del la sala, Manuel Díaz de Rábago, en aplicación de la polémica 'doctrina Botín' del Supremo según la cual al no presentar cargos la Fiscalía y solo existir la acusación popular no hay "acusación legítima" para seguir el juicio oral en el procedimiento abreviado. El Foro de Ermua y Dignidad y Justicia, las dos asociaciones que ejercen la acusación popular, se apresuraron a anunciar que recurrirán el archivo de la causa ante el Supremo alegando el 'caso Atutxa', donde se llevó adelante el juicio solo con la acusación popular.

Con esta decisión, que no entra en el fondo del asunto, el TSJPV hace buena la postura de la Fiscalía y de las defensas de todos los encausados, salvo la de Ibarretxe que, para sorpresa de todos, pidió el jueves que se llevara a cabo el juicio para demostrar su inocencia y la de los otros siete procesados. El tribunal, formado por tres magistrados (Díaz de Rábago, Antón Subinas y Juan Carlos Benito-Butrón) decidió archivar el caso por dos votos a uno, ya que el presidente del la sala del TSJPV se mostró contrario a sobreseer la causa al entender que la acusación popular "está legitimada en este tipo de procedimientos para el ejercicio de la acción penal únicamente a su instancia".

Precisamente fue Díaz de Rábago quien, de forma oral, comunicó a las partes la resolución "en cuanto a sus extremos esenciales" que se materializará en un auto que se hará público, "casi con total seguridad, en el curso de esta semana". Así, anunció "el libre sobreseimiento de las actuaciones" abiertas contra los cinco miembros de la ilegalizada Batasuna: Arnaldo Otegi, Pernando Barrena, Rufi Etxeberria, Juan José Petrikorena, y Olatz Sañobeitia, como autores de un delito de desobediencia; y contra Ibarretxe, López y Ares como cooperadores necesarios por reunirse con representantes de la formación ilegalizada.
 
El caso se archiva por no existir "acusación legitima para seguir el juicio oral" al tratarse de un procedimiento abreviado y sólo existir acusación popular", como establece el artículo 782 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal. Una decisión que supone la aplicación de la 'doctrina Botín' establecida por el Supremo en el juicio al presidente del Banco de Santander y en virtud de la cual no es posible abrir juicio oral en un procedimiento abreviado -como este procedimiento- solo con la acusación popular, sin que ejercieran la acción penal la Fiscalía o la acusación particular.

El lehendakari exige ahora responsabilidades
Tras ver como se archivaba la causa abierta en su contra por reunirse con la ilegalizada Batasuna, el lehendakari, Juan José Ibarretxe, cargó contra el TSJPV y contra su presidente, Fernando Ruiz Piñeiro, por convertirle en el primer lehendakari de la democracia que se sentó en el banquillo de los acusados.

Aunque dijo estar satisfecho ante el fin de este "sinsentido político y jurídico", Ibarretxe también mostró su "preocupación" porque el tribunal no entrara en el fondo del asunto y proclamara "la legitimidad del diálogo político como forma de resolver conflictos". Por su parte, el líder del PSE, Patxi López, también procesado en esta causa, subrayó que el archivo de la causa demuestra que los jueces "no están para hacer posicionamientos políticos" y denunció que este proceso solo ha servido para "seguir alimentando el victimismo" del lehendakari.

Tras celebrar un Consejo de Gobierno extraordinario después de regresar de escuchar de Bilbao de escuchar la decisión del TSJPV, Ibarretxe compareció respaldado por todos los miembros de su gabinete para expresar su satisfacción ante el fin de un proceso que calificó de "sinsentido jurídico y político" y que "ha perseguido el diálogo y la búsqueda de soluciones para este país". En este punto, el lehendakari señaló que el archivo de la causa evidencia que la misma respondió "a un claro impulso político" derivado de "la clara politización de la Justicia".

En su intervención, Juan José Ibarretxe también cargó contra la Justicia y concretamente contra el presidente del TSJPV por la "crisis" que ha generado al sentar al jefe del Ejecutivo vasco en el banquillo.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.