Se trata del ataque más sangriento del estado hebreo en los últimos cuarenta años

Al menos 200 muertos en Gaza

Medio centenar de aviones y helicópteros participan en la ofensiva, de apenas dos minutos, y que es una respuesta al lanzamiento de proyectiles a Israel por parte de las milicias palestinas

Valorar:
Nunca vista
preload

Destrucción. Dos columnas de humo se levantan sobre Beit Lahiya, población situada al norte de Gaza, tras el ataque, la Fuerza Armada de Israel

06-11-2015

Efe    Gaza
Al menos 200 personas murieron y setecientos cincuenta resultaron ayer heridas por un ataque aéreo masivo en Gaza que supone la más sangrienta operación militar de Israel contra los palestinos en cuarenta años.

"No hay registrada una jornada mas mortífera desde la guerra de 1967. Israel no había matado desde entonces tanta gente en un solo día", según Moawiya Hasanie, jefe de los servicios sanitarios de Gaza y quien coordina la asistencia a las víctimas.
Medio centenar de aviones y helicópteros de la Fuerza Aérea israelí participaron en el ataque, que se produjo poco antes del mediodía, duró apenas dos minutos y destruyó una treintena de edificios.

Además de en la ciudad de Gaza, la operación militar israelí incluyó blancos en otras localidades de la franja como Jan Junis y Rafah, y entre las personas a los que costó la vida figuran altos jerarcas de Hamás.

En el ataque murieron el responsable de la Policía de Hamás en Gaza, Taufiq Jaber, el jefe de la Seguridad de Hamas, Ismail El Yabary, y el gobernador de la circunscripción de Gaza Central, Abu Ashoun.

"Fue como un terremoto, en instantes los edificios se vinieron abajo y los coches prendieron en llamas", relató un testigo presencial, el comerciante Ahmed Ghannam.

La mayoría de los inmuebles alcanzados pertenecen a Hamás o son sedes de las fuerzas de seguridad del movimiento islamista, muchos de ellos situados en zonas residenciales.

El ataque causó el pánico entre la población de las áreas afectadas, y la televisión local mostró imágenes de civiles clamando venganza entre edificios convertidos en escombros y sembrados de cadáveres de policías con el uniforme negro de Hamás.
Los centros médicos de Gaza se colapsaron por la llegada de los cadáveres y heridos, hasta el punto de que en el principal hospital de la ciudad de Gaza, Shifa, algunas víctimas eran atendidas en los pasillos por falta de camas suficientes.

El bombardeo se produce dos días después de que el Gobierno israelí adoptara la decisión de emprender una operación militar a gran escala en Gaza, si los grupos armados palestinos proseguían con el lanzamiento de cohetes contra el territorio de Israel.

Según la prensa israelí, la ejecución de esa intervención militar se llevaría a cabo a partir del domingo para dar tiempo a que las autoridades egipcias realizaran un último intento de mediación entre Israel y Hamás.

La mediación egipcia tenía el objetivo de renovar la tregua que ambas partes suscribieron en junio y concluyó el pasado día 19 sin que tuviera solución de continuidad.

Tras el ataque, portavoces de Hamas anunciaron que el movimiento islamista proseguiría la resistencia "hasta la ultima gota de sangre".

Hamás convoca una nueva Intifada
El máximo líder del grupo islamista palestino Hamás, Jaled Meshaal, convocó ayer a sus partidarios para una nueva Intifada contra Israel tras los ataques que se registraron en Gaza y que han causado más de 200 muertos. En su llamamiento Meshaal expresó la necesidad de devolver "duramente" los ataques de las últimas horas contra Gaza y que Israel sienta en carne propia el sufrimiento de los palestinos. Meshaal, que vive exiliado en Damasco, dijo que los israelíes tendrán que beber "del mismo vaso" que están bebiendo ahora los palestinos.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.