En los próximos seis meses

EEUU enviará hasta 3.000 soldados más a Afganistán

El jefe del Estado Mayor Conjunto, Mike Mullen, señaló ayer que "las fuerzas disponibles están directamente relacionadas con las de Iraq"

Valorar:
Nunca vista
preload

Mullen. Anunció ayer el aumento de las tropas

06-11-2015

Otr-Press     Kabul/Madrid
En los próximos seis meses, el número de tropas que Estados Unidos  mantiene en Afganistán podría pasar de 31.000 soldados a entre 50.000  y 60.000 militares. Así lo anunció ayer el almirante Mike Mullen, jefe  del Estado Mayor Conjunto, en línea con lo que ya ha repetido en  múltiples ocasiones el presidente electo de EE.UU. Barack Obama,  partidario de iniciar una retirada progresiva de Irak y centrar los  esfuerzos en el país asiático. "Las fuerzas disponibles están  directamente relacionadas con las de Iraq", señaló a este respecto el  jefe del Estado Mayor Conjunto.

En los planes de Washington ya estaba enviar tropas de refuerzo a  Afganistán en los próximos meses: 3.000 soldados más en enero y otros  2.800 hacia la primavera, que vendrían a apoyar a los 31.000  militares que hoy por hoy EE.UU. mantiene sobre el terreno. Sin  embargo, en consonancia con la idea del nuevo presidente  estadounidense de centrar los esfuerzos en el país asiático, algunas  fuentes gubernamentales ya habían apuntado la posibilidad de que esos  números se incrementaran hasta 20.000 en los próximos 12 o 18 meses,  una vez lo aprobara la Administración de Obama.

"Entre 20.000 y 30.000 es el marco del incremento total desde  donde estamos ahora mismo. No tengo el número exacto", anunció ayer el  almirante Mike Mullen, jefe del Estado Mayor Conjunto, en una rueda  de prensa en Kabul, la capital afgana. Aunque el mando militar dijo  que todavía no están claras las fechas en las que se llevará a cabo  el despliegue, pero añadió que se planea enviar el contingente de  refuerzo "en primavera" y, en cualquier caso, nunca "más tarde del  verano", coincidiendo con las fechas en los que los talibán retoman  sus ofensivas con la llegada del buen tiempo a Afganistán.

El general David McKiernan, comandante de las fuerzas  internacionales desplegadas en el país asiático, ya ha solicitado en  diversas ocasiones un esfuerzo extra para combatir a la insurgencia  talibán al Este y al Sur de Afganistán, igual que también lo ha hecho  la OTAN a los socios que participan en la misión, entre ellos,  España.

Los primeros 3.000 soldados que se enviarán a principios del  año que viene se desplegarán fundamentalmente al Sur del país, donde  actualmente operan tropas británicas, holandesas y canadienses muy  castigadas por los ataques de los talibán. "Ahí es donde se libran las batallas más duras", aseguró Mullen  durante la rueda de prensa, en la que consideró que cuando las nuevas  tropas sean desplegadas en esas regiones del país "la violencia irá  en aumento". "La lucha será más dura", añadió el jefe del Estado  Mayor Conjunto.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.