Ataque de Anonymous a 300 portales de Tailandia por la condena a muerte de dos inmigrantes

El grupo de piratas informáticos «Anonymous» como represalia por la condena a muerte de dos inmigrantes birmanos, acusados del asesinato de la turista británica, atacó unos 300 portales del gobierno e instituciones judiciales de Tailandia

|

Valorar:
Visto 77 veces
preload
Un representante de Anonymous irrumpió durante la Gala de la XXVI edición de los Premios Goya

Un representante de Anonymous irrumpió durante la Gala de la XXVI edición de los Premios Goya

13-01-2016 | Efe

El grupo de piratas informáticos «Anonymous» atacó unos 300 portales del gobierno e instituciones judiciales de Tailandia en represalia por la condena a muerte a dos inmigrantes birmanos acusados de asesinar a dos turistas británicos.

El grupo reivindicó la acción en un mensaje en Facebook con la misma firma con la que el 5 de enero anunció el ataque a las páginas de internet de la Policía tailandesa.

La nueva acción tuvo lugar después de que el 24 de diciembre un tribunal tailandés impusiera la pena capital a Zaw Lin y Wai Phyo (también llamado Win Zaw Tun), ambos de 22 años y nacionalidad birmana.

Los dos fueron hallados culpables del asesinato de Hannah Witheridge, de 23 años, y David Miller, de 24, en una playa de Koh Tao, una popular isla del Golfo de Tailandia, en septiembre de 2014, tras un proceso lleno de irregularidades.

Grupos de apoyo a los inmigrantes denuncian que los dos acusados confesaron haber cometido los crímenes tras ser torturados por la policía y varios expertos han puesto en duda la fiabilidad de las pruebas de ADN en las que se basó el fallo.

«Anonymous cierra los portales de todos los tribunales de justicia tailandeses en protesta por el veredicto por el caso de los asesinatos en Koh Tao», dijo el grupo en su mensaje.

«Anonymous apoya la campaña para pedir a los turistas que boicoteen Tailandia, hasta que cambie la manera cómo la policía tailandesa gestiona las investigaciones en las que hay turistas extranjeros implicados», continuó la nota.

La hermana de la víctima, Laura Witheridge, calificó ayer de «chapuza» la investigación policial en un mensaje en Facebook en el que también denunció haber recibido amenazas y acusó a la mayoría de los policías tailandeses de «corruptos».

Tras la sentencia, miles de birmanos se manifestaron en su país para denunciar que los dos condenados son inocentes y han sido utilizados como «cabezas de turco» por la Policía tailandesa.


Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.